Con el paso del tiempo, las fibras del colágeno vaginal pierden su elasticidad, ocasionando la disminución de la vascularidad. Ello, se debe a factores como el parto  o una predisposición genética también producen cambios estructurales y laxitud en la firmeza de las fibras colágenas, lo cual deriva a na pérdida de tensión que afecta la respuesta sexual y libido con diferentes niveles de severidad.

¿Qué es?

El tensado vaginal es un procedimiento no invasivo, que, gracias al efecto térmico de la luz láser, contrae las fibras colágenas del epitelio (mucosa vaginal), y de esta manera, crear una disminución en el diámetro y longitud vaginal.

¿En qué consiste el procedimiento?

Se coloca a la paciente en posición ginecológica, para proceder a la colocación de un espéculo especial, dentro del cual se introduce la pieza de mano del láser que llevará la luz mediante un cono de oro retractándose en 360 grados, calentando toda la superficie de la vagina, disparando en cada segmento de la longitud vaginal, y se realizan varias pasadas y reforzamiento en el anillo de constricción vaginal (punto G).

¿Es riesgoso?

Es un procedimiento sencillo, totalmente ambulatorio, que no corta tejido, ni produce molestias durante o después del tratamiento. Además, no requiere un tiempo prolongado de recuperación.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Reducción del diámetro de la vagina
  • Mejora de la sensibilidad y placer sexual
  • Disminución del riesgo de sufrir incontinencia urinaria.
  • Mejora del aspecto externo y funcional de la vulva y vagina.
  • Mejora de la lubricación vaginal

Conoce más sobre este tratamiento, contáctanos al (01) 226 0692.

Facebook Comments