Comprometidos en la lucha contra el cáncer de mama

Todos los años, el 19 de octubre se conmemora el Día Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso que tenemos las mujeres y la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama. Clínica Baleares Perú se une a esta lucha.

La prevención es el mejor tratamiento

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la población femenina, es por ello que este 19 de octubre conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama con el fin de concienciar y la población sobre la importancia de conocernos; es decir de autoexplorarnos sin temor las glándulas mamarias, asistir a un especialista para un chequeo o control  periódico y realizarse la mamografía sin temor como un paso a la prevención y detección.
El diagnóstico precoz es vital pues de él dependen las posibilidades de curación, que pueden ser del 100% si se detecta a tiempo. Importante: la detección temprana del cáncer de mama mediante el uso de la mamografía es fundamental ya que cambian el pronóstico de la enfermedad.

¿Qué debemos hacer?

La mujer debe aprender a conocer bien su cuerpo y así apreciar cualquier signo de alarma. Los especialistas recomiendan a todas las mujeres mayores de 20 años que realicen la autoexploración mamaria cada mes.
Después de los 25 años, lo mejor es que un especialista explore sus mamas anualmente. Y a partir de los 40 años es necesaria la revisión periódica mediante una mamografía.

¿Cuándo acudir a un especialista?

Basta con estar un poco atenta a cualquier cambio en los senos y si se aprecia alguno, acudir con rapidez al médico, el único capacitado para valorar por medio de pruebas específicas, como la mamografía, ecografía o resonancia magnética si se trata de un cáncer de mama.
La autoexploración puede efectuarse ante un espejo para apreciar cualquier cambio en el color y textura de los senos. Una vez observadas ambas mamas, el examen
se completa con una palpación.

¿Qué estamos buscando?

  • Un bulto del tamaño de un guisante o una avellana (no tiene que ser doloroso).
  • Una masa dura y densa, inmóvil al palparlo.
  • Anomalías asimétricas.
  • Generalmente sólo aparecen en uno de los senos.
  • Pezón retraído (en una posición invertida a la normal).
  • Cambios en el color de la areola (la piel de tonalidad oscura que rodea al pezón).
  • Alteraciones en la textura de la piel de la mama (piel de naranja, rojeces, grietas).
  • Incremento del número de venas visibles en uno de los senos.
  • Asimetrías en el tamaño de las mamas.

Ante cualquiera de estos síntomas, Clínica Baleares Perú te recomienda acudir a un especialista.

Categorías:

Publicado por: equipo de marketing

Arrugas en la frente
Chica con Ojeras

Deja tu comentario